text.skipToContent text.skipToNavigation

Tecnología inductiva en miniatura

Los formatos compactos en miniatura son un componente fijo de la familia de productos inductivos de wenglor, tanto con distancias de conmutación estándar como aumentadas. Los sensores inductivos con distancias de conmutación aumentada convencen por su gran alcance, que permite una solución precisa en aplicaciones con un gran juego mecánico. La nueva generación, con una carcasa compacta D3 o con formato de rosca M4, en acero inoxidable y con un robusto cable PUR de 2 m de longitud, permite su instalación en instalaciones con grandes limitaciones de espacio. Gracias a las variantes PNP y NPN, los sensores se pueden integrar fácilmente en las instalaciones existentes. El indicador LED, de gran claridad, sirve de ayuda práctica para el ajuste y muestra, mediante parpadeos, los cambios en la distancia de conmutación a una distancia de trabajo incierta durante el funcionamiento.

Ventajas

Formato pequeño, alto rendimiento

  • Distancias de conmutación aumentadas hasta 1 mm para un montaje sencillo y rápido 
  • Acero inoxidable V2A y cables PUR para una larga vida útil bajo condiciones ambientales exigentes
  • Alta protección contra daños debido a su mayor distancia al objeto
  • Clase de protección IP67 con un amplio rango de temperatura entre –25 y +70 °C

Integración perfecta

  • Montaje enrasado para una elevada protección mecánica
  • Variantes PNP/NPN y NO/NC para una capacidad de integración óptima
  • Alta frecuencia de conmutación de 3.000 Hz para aplicaciones rápidas
  • LED de color claro para una instalación sencilla y un mantenimiento en una fase temprana

Variedad de aplicaciones

Control de presencia de clavos en máquinas de clavos para palés

En la producción de palés de madera se utilizan máquinas de clavos para unir las diferentes piezas de madera. Los clavos se introducen en primer lugar en cargadores y, a continuación, se clavan en la madera disparándolas con aire comprimido. Se utiliza un sensor inductivo en miniatura para comprobar si hay una punta metálica en la unidad de suministro y si hay suficiente suministro para el siguiente disparo. Si hay un clavo presente, se produce el disparo. Si no hay ningún clavo, el sensor conmuta, la máquina se retrasa y emite una señal para que se realice el siguiente trabajo manual. 

Registro de la posición final de una pinza en una máquina de engaste

En la industria eléctrica, los hilos y cables se pelan de forma totalmente automática, se prensan con un terminal y se cortan a la longitud correcta. En primer lugar, y con ayuda de un sensor inductivo en miniatura, se comprueba si el cable está presente o no. A continuación, otro sensor comprueba si la herramienta de agarre para sujetar el cable está abierta o no. Si está cerrado, se coloca un cabezal en el cable; si se abre y llega a la posición final, el sensor da la señal para que continúe el transporte. Cuando se alcanza la posición final en el siguiente paso de trabajo, el cable se prensa.

Consulta de la posición de las mordazas de agarre de una pinza robotizada

En la industria automovilística, las piezas de los robots se agarran y se trasladan a gran velocidad. Las pinzas de agarre de los robots ofrecen poco espacio, por lo que se integran sensores inductivos en miniatura. Dichos sensores detectan si las pinzas están abiertas o cerradas, lo que garantiza que las piezas se puedan sujetar y desplazar correctamente. La mayor distancia de conmutación del sensor (1 mm) simplifica el ajuste y permite un montaje enrasado, de modo que las pinzas y el sensor quedan protegidos frente a daños. 

Control de la velocidad de transporte de un eje de transmisión

En la industria del embalaje, los productos preenvasados se trasladan a través de sistemas transportadores de cadena. La fuerza motriz se transmite de un eje a una cadena a través de un piñón. Un sensor inductivo en miniatura comprueba la velocidad de rotación en el corto alcance y en espacios reducidos alineando y ajustando con precisión dos orificios situados en la rueda dentada. Se detectan los orificios y se envía una señal de conmutación al control. Mediante dicha señal se comprueba la velocidad del transportador de cadena y se garantiza una propulsión constante. 

Esquema del producto

Precisión con inducción

Los sensores inductivos son un socio insuperable en la detección sin contacto de objetos metálicos mediante inducción electromagnética. Gracias a sus variados formatos y principios de funcionamiento, a los diferentes materiales de la carcasa y a las elevadas distancias de conmutación de hasta 50 mm, los sensores inductivos de wenglor resuelven una multitud de aplicaciones de forma rápida y óptima, incluso en sectores industriales exigentes o higiénicos. Los sensores funcionan sin desgaste, son impermeables y no son sensibles a la suciedad ni a las sacudidas.
Comparación de productos