text.skipToContent text.skipToNavigation
Sensores de alta temperatura

Sensores de alta temperatura

Los sensores para áreas de altas temperaturas se caracterizan por el diseño robusto y especialmente resistente al calor de su carcasa, concebido para temperaturas de hasta 450 °C. De este modo, los sensores se pueden montar en instalaciones con altas temperaturas ambiente, por ejemplo, en la industria automovilística o del acero.
Icono sensores inductivos

Sensores inductivos

Sensores inductivos para áreas de temperatura extrema INTT



​​​​​​​
  • Rango de temperatura de –10 °C a 250 °C
  • Distancias de conmutación configurables hasta 40 mm
  • Módulo de análisis integrado en el enchufe del sensor M12 con diferentes longitudes de cable
  • Variante con cabezal del sensor intercambiable para una sustitución cómoda del sensor 
  • Con ausencia de LABS para un uso sin preocupaciones en el tratamiento de recubrimientos 
  • Larga vida útil de hasta 100.000 horas
Sus ventajas como usuario final Sus ventajas como fabricante de instalaciones
Cabezal del sensor enchufable con distancias de conmutación variables de hasta 40 mm Mayor tolerancia en la instalación gracias a las elevadas distancias de conmutación
Reducción del tiempo de inactividad gracias a la instalación redundante de los sensores (weproTec) Opciones de montaje compactas gracias a la tecnología weproTec
Mantenimiento más sencillo y económico con cabezales de sensores intercambiables Adaptación óptima gracias a las diferentes longitudes de cable 
Cables especiales para aplicaciones móviles en zonas de alta temperatura Cables especiales para aplicaciones móviles en zonas de alta temperatura
Sus ventajas como fabricante de instalaciones
Mayor tolerancia en la instalación gracias a las elevadas distancias de conmutación Opciones de montaje compactas gracias a la tecnología weproTec Adaptación óptima gracias a las diferentes longitudes de cable  Cables especiales para aplicaciones móviles en zonas de alta temperatura

Sustitución sencilla del cabezal del sensor

No es necesario desconectar instalaciones a alta temperatura como hornos de secado: la sustitución de los sensores se puede realizar con el equipo de protección correspondiente durante el funcionamiento.
 
Tutorial icono blanco

Los sensores inductivos detectan objetos metálicos sin contacto mediante inducción electromagnética. La serie INTT para rangos de temperatura extremos se caracteriza sobre todo por las mayores distancias de conmutación y por un diseño muy robusto, lo que la cualifica para un uso durante años en máquinas e instalaciones con temperaturas muy elevadas. 

La serie INTT dispone de la innovadora tecnología weproTec, que permite la instalación de varios sensores en espacios reducidos sin influencias mutuas. La parametrización de los sensores se realiza cómodamente a través de IO-Link y, al sustituir el sensor, los ajustes se aplican directamente gracias a la función de almacenamiento de datos.
Para aplicaciones con temperaturas de hasta 450 °C, la gama de sensores inductivos para rangos de temperatura extremos se completa con la serie INRT

Encontrará más información sobre los sensores inductivos para rangos de temperatura extremos aquí.

Comparación de productos